Promotor:

Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA)

Superficie:

11.400 m2

Presupuesto:

6.600.000 €

Conferencia "La industrialización en la vivienda social"

En parcelas de 120 m2 se han desarrollado estas viviendas de 90 m2 útiles en dos plantas. Cada manzana se caracteriza por un color diferente con la intención de romper con la repetición del modelo de chalet adosado.
Las viviendas se organizan con los espacios activos en la planta baja: cocina, aseo y salón-comedor. Un espacio intermedio interior-exterior, tratado como jardín de invierno, totalmente acristalado, ofrece un ámbito adicional a la vivienda, prolongando el uso del salón y creando un aire intimista. A través de él se accede a los jardines privados de cada chalet.
El  ritmo sucesivo de los jardines de invierno, contribuye a brindar una imagen distinta  a la vivienda pública. En la planta superior se localizan los dormitorios, todos dobles, con un baño completo, que balconean sobre el espacio acristalado.
Especial mención merece el sistema constructivo al tratarse de paneles prefabricados autoportantes de hormigón armado de 12 cm de espesor, con losas pretensadas del ancho completo de la vivienda. Fueron las primeras viviendas prefabricadas con este sistema ligero construidas en la ciudad de Madrid.