Concurso Público

1er Premio

Promotor:

Instituto de la vivienda de Madrid (IVIMA)

Superficie:

14.000 m2

Presupuesto:

5.300.000 €

Al tratarse de viviendas para jóvenes en alquiler, el proyecto desarrolla una vivienda capaz de reflejar la evolución de los modos de vida actuales. Los criterios medioambientales incorporan innovaciones técnicas, adaptando la edificación a los principios de diversidad y de transformación de los espacios, aportando conceptos básicos bioclimáticos de ahorro energético.
Todas las viviendas se desarrollan con las estancias hacia la calle y a las buenas orientaciones y las zonas húmedas y de servicios hacia los patios interiores iluminadas y ventiladas naturalmente. Estos patios, que nacen en la planta baja, contribuyen al movimiento vertical del aire con el consiguiente incremento de ventilación natural y ahorro de energía en verano.
La sucesión de volúmenes prismáticos de distintos colores reflejan los estados de ánimo de los personas. Haciendo una adecuada selección cromática, los colores generan estímulos sensitivos en las personas. Los espacios son más confortables y permiten un desarrollo de actividades con mayor placer y disfrute.
La urbanización en su conjunto ha sido pensada bioclimáticamente como un regulador climático, con áreas de vegetación diferenciada y con necesidades de riego equivalente.
El programa habitacional se desarrolla en viviendas de 1 y 2 dormitorios, trasteros, garaje y locales comerciales.