Concurso Público

Promotor:

IVIMA

Superficie:

21.000 m2

Presupuesto:

14.160.000 €

A partir de un Plan General muy “personalista”, donde se define hasta el color del ladrillo a utilizar, nuestro objeto fue crear una sucesión de bloques de viviendas a la manera de condominios, dentro de una parcela- parque, donde las viviendas, gracias al movimiento de las fachadas disfrutan de 2 horas de sol en los salones en el solsticio de invierno.
El movimiento de los bloques, así como el de las cubiertas nos ofrece una imagen original, moderna pero al mismo tiempo, respetuosa con la imagen global que se tiene del Municipio utilizando materiales claramente sostenibles: ladrillo, zinc, vidrio y madera.
La aproximación al proyecto fue comenzar desde dentro hacia fuera y prestando especial atención a las cualidades especiales de las zonas verdes. Esas zonas verdes se extienden en un jardín vertical gracias a una falsa fachada diseñada con vigas y correas de maderas que permite imaginar un jardín colgante de árboles virtuales, gracias al crecimiento de plantas colgantes y enredaderas.