Promotor:

Dirección General de Patrimonio Histórico Artístico Ministerio de Cultura de España

Superficie:

4.000 m2

Presupuesto:

1.500.000 €

El tapial de las dos primeras plantas de la Torre del Homenaje se puede datar en el S. XII, de procedencia almohade; el resto de las fábricas que se observan presentan una técnica que podía datarse en el S. XIV. Posteriormente, el Castillo en la época del marquesado de Villena se habilitó como residencia señorial con lo que se modificaron sustancialmente las formas.
El recinto exterior se restaura con saneamiento y recalce de las zarpas, restituyendo las formas de la muralla y cubos.
En la Torre del Homenaje se repasan las bóvedas y escaleras, así como la escalera de acceso al adarve y la puerta de acceso a la propia torre. En el interior es necesaria una labor arqueológica y de limpieza, restaurando el paramento interior de la muralla. En definitiva, una restauración que recupere las formas, volúmenes y texturas.
El recinto del Castillo está formado por un amurallamiento de forma ligeramente pentagonal, enmarcado en sus ángulos por 6 cubos y defendido en su flanco oeste por una torre triangular. Las únicas aberturas son dos puertas, una al este, y otra al norte. En el interior del recinto, separado de la muralla se encuentra al este una torre de planta cuadrada. La propuesta arquitectónica era la consolidación de la ruina con el fin de conservarla en su aspecto actual.